sábado, 15 de octubre de 2022

Gusanos de Seda...

 


 Gusanos de Seda

Autora: Ángeles Jiménez Fraile

Janis, iba a todas partes con su cajita de zapatos, en ella llevaba a sus gusanos de seda que estaban a punto de convertirse en mariposas.

Mamá, tengo una pregunta que hacerte

Pues adelante mi vida, ¿que pregunta es esa?

¿Mañana me dejas que vaya con Laura a la biblioteca?, dice que allí hay muchos cuentos con dibujos de toda clase de animales y hasta me ha dicho que hay unicornios.

Si te portas bien no hay problema, ya sabes que a Laura le gusta leer y no la debes de molestar.

¡Vale mami! prometo que me portaré bien. Solo quiero que me dejes llevar mis gusanos de seda, ya sabes que vienen a todas partes conmigo, les enseñaré en que se van a convertir en un periquete.

Por la mañana Janis se levantó más de feliz que una perdiz, cada día abría su armario y elegía su ropa, esta vez llevaría su vestido color azul, o mejor no, iba a la biblioteca y mamá le enseño que hay lugares donde hay que ir cómodas, pero no etiquetados, así eran sus palabras.

Se abrochó los cordones de las playeras y sé coloco su vaquero, después se lavó sus dientes, aunque estaba mellada, las encías también se limpiaban, ya estaba preparada para comenzar su desayuno, pues sus tripas crujían como un fierecillo león. Se miró al espejo y después de hacerse unas coletas y atarlas con su lazo rosa se dio media vuelta y bajo dando saltitos hasta la cocina.

¡Buenos días, mamá!

¡Buenos días, cariño! ¿Ya estás lista para tu gran aventura en la biblioteca?

Sí, voy a ver si mis gusanos están listos también, esta noche les he sentido nerviosos, será por la excursión que les espera.

De camino con Laura cogida de la mano, está no paraba de preguntarle por todas las cosas que iba a ver en la biblioteca, pues era su primera vez que pisaba tal edificio.

Laura ¿tú vienes mucho aquí, verdad?

Sí, es un lugar donde mi mente se relaja y aprendo a la vez.

Yo cuando sea mayor también quiero venir, me gusta aprender cosas, ya en el colegio me dice la profe que soy muy curiosa, eso no es malo, ¿a que no Laura?

Ésta, se echó a sonreír, y dándole un achuchón, le dijo que la curiosidad no es mala, siempre que no sea excesiva, que hay que respetar tan bien la intimidad de las personas.

Al llegar al edificio, Janis se quedó asombrada, pues tenía unas puertas muy grandes, eran de esas giratorias, y le hizo gracia,  se soltó de la mano de Laura y se dio un par de vueltas, hasta que está la miro seria, no hizo falta que la dijese nada, comprendió que una vuelta estaba bien, tres eran demasiadas, estaba interrumpiendo el paso a los demás.

Perdona Laura, es que me hizo mucha gracia, dar vueltas, nunca antes había visto una igual.

No pasa nada cielo, pero has visto que estabas molestando a quien entraba, cuando salgamos si no viene nadie, das otras tres vueltas y así sé te quita el gusanillo.

¡Ay, ahora que dices gusanillo, voy a ver cómo están mis gusanos! creo que debo de darles de comer, aquí en la bolsa llevo unas hojas de morera, no me dirán nada por traerlos, ellos nunca se portan mal, son silenciosos y casi siempre están durmiendo.

Mira, vamos a hacer una cosa, te voy a dejar en la sala infantil donde podrás ver todos los cuentos que quieras, eso sí, luego los vuelves a colocar en su sitio, si no te acuerdas los dejas todos en la mesa, para que la señorita los coloque cuando nos hayamos ido.

«Verás que bien lo vas a pasar, yo estaré en esta otra sala, si necesitas algo solo tienes que venir a buscarme. 

Vale, me quedaré quieta mirando los cuentos y si tengo alguna pregunta que hacerte me levanto y voy a la mesa, ¿eso es lo que me quieres decir?

 Lo has entendido a la primera ¡jajajaja! Eres una niña muy espabilada.

Una vez establecidas las normas a seguir, Laura se fue a la sección de investigación, tenía mucho que hacer y el tiempo pasaba rápido, de todos modos un ojo le tenía puesto en la sala infantil donde Janis estaba feliz, ojeando libros pequeños, grandes y cuentos de muchos colores, su cara era la viva estampa de estar en el mejor carrusel.

Uno de los cuentos le llamó la atención, todo era sobre mariposas, estaba repleto de ellas de todos los colores, fue cuando se acordó de sus gusanos y  en ese instante levantó la tapa para ver si seguían durmiendo,  algo maravilloso estaba a punto de suceder, los gusanos estaban transformándose en bellas mariposas.

Janis, no podía quitar la vista de la caja de los zapatos cuando vio salir de ese ovillo blanco, la más bonita de las mariposas, era azul y sus alas casi transparentes, más tarde otra, esta era amarilla y, luego otra, los colores eran todos especiales, pero la última tardo un poquito más, era blanca y en el filo de las alas tenía unos puntitos rojos, está le llamo la atención, así fue como comenzaron su primer vuelo, en un Pis-Pas habían desaparecido. Volaban tan alto que le era difícil  saber dónde se habían posado.

 La pequeña, cogió a su mariposa blanca y la posó sobre su hombro,  parecía gustarle el lugar asignado, sin hacer mucho ruido comenzó a buscar entre los libros de encima de la mesa, se levantó y fue a las estanterías, allí pudo ver a su mariposa azul, colgaba sobre la esquina, de repente todas las demás se posaron en el mismo lugar, Janis las llamaba en susurros, pero debían de estar un poco dormidas, ellas seguían posadas sin hacerle el menor caso.

Viendo, que ellas no se decidían  a regresar a su caja de zapatos, la niña fue intrépida y no se le ocurrió que subirse a la escalera que posaba contra la pared y bajarlas por ella misma.

 Ella, lo que no sabía era que esa escalera pesaba mucho para su edad, así que su intento fue un fracaso casi rendida volvió a su mesa, su mariposa blanca aún seguía con ella,era su consuelo.  Se sentó y pensó la manera de rescatarlas de las alturas, cuando volvió a ver ese libro grande donde había mariposas de todos los colores al abrirlo sintió una brisa correrle por la espalda, era el aleteo de sus mariposas que regresaban.

¡Sois muy traviesas, pensé que ya no queríais estar conmigo!, pero ya veo que si, no le dio tiempo a meterlas en su cajita, cuando de repente no sabe cómo fue, sus mariposas excepto blanquita se introdujeron dentro del libro grande.

Sus ojitos no paraban de parpadear, estaban dentro del bosque más bonito que había visto y desde allí con sus alas parecía que la saludan.

 ¿Qué había ocurrido?¿ era magia? Tal vez se había quedado dormida y estaba soñando. ¡Eso tenía que ser!

Janis, miró de reojo donde se encontraba Laura, para ver si ella seguía allí, no sabía si ir en su ayuda o arreglarlo por ella misma, fue cuando al volver a girarse hacia el libro vio un niño más o menos de su edad,  la estaba observando con gran interés.

 No te preocupas por ellas, a mí la semana pasada me paso algo parecido, pero lo mío fue toda una aventura.

¡No me digas! ¿a ti también tus mariposas se metieron en el libro?

Mariposas no, estaba viéndolas cuando de repente me sentí atrapado en la jungla y ellas alrededor mío mientras el muchacho le contaba esto, la pequeña con la boca abierta le escuchaba toda atenta.

Y ¿cómo conseguiste salir de allí?

 Eso es lo más extraño, todavía estoy atrapado, tú no te has dado cuenta, pero ahora estamos los dos y tus mariposas.

«No te asustes si quieres puedo enseñarte la jungla, conozco un lugar que te encantara hay tirolina, y  podemos jugar, ven vamos por este camino antes de llegar al valle vas a descubrir algo que te gustara.

Janis, con su mariposa en el hombro, iba detrás de su nuevo amigo con los ojos bien abiertos pues todo lo que estaba ocurriendo era maravilloso.

Esto es precioso, y ¿dices que llevas  mucho tiempo? no sabría decirte, como no hay ni noche ni día pues no lo puedo calcular.

Cuando iban  llegando al valle, quedó alucinada, no podía ser, todo él estaba cubierto de  unicornios cada uno de un color diferente, desde azules, que eran sus preferidos hasta malvas y amarillos.

 ¡Yo quiero cabalgar en lomos de un unicornio es mi sueño preferido, por favor, por favor!

Está bien, pero antes debes decirme cómo te llamas, los unicornios desean  saber quién va ser su amazona.

Me llamo Janis ¿y tú?

Soy Eros, pero para ti seré tu guía en esta aventura ¡ venga vamos! subamos sobre el lomo de Elfo, es el más fuerte podrá con  los dos.

 Elfo, era el más veloz de todos los unicornios, en él fueron por toda la jungla, subieron a los montes, bajaron  hasta el valle y allí en las aguas cristalinas  jugaron con delfines, éstos les dejaban subirse encima de ellos llevándolos  por todo el mar, un mar con un color verde esmeralda,  veían  a través de sus aguas todas las especies de peces, hasta estrellas y caballitos de mar que les saludaban  al pasar.

Cansados de tanto ajetreo se tumbaron debajo de un milenario árbol, comieron frutos  y bebieron un agua pura de las fuentes que les rodeaban,  nunca pudo imaginar que sus sueños se convertirían en realidad.

Laura, al  levantar la vista hacia donde estaba la pequeña  no la vio, se quitó las gafas para enfocar  mejor por si estuviera debajo de la mesa con  su caja de gusanos, tampoco la visualizó, saltó de la silla para ver dónde estaba la niña.

Allí sobre la mesa estaba el libro abierto por la página diecisiete, donde se podía ver una gran jungla cubierta de grandes árboles y mariposas revoloteando alrededor de ellos, pero ¿qué hacía allí con un pequeño desconocido?

No podía creerlo, se quedó en shock, de momento no le llegaba ninguna idea para resolver el problema, hasta que vio un jarrón de flores encima del mostrador de la bibliotecaria, sabia  que las mariposas mueren  por el néctar, tal vez si las arrimaba lo suficiente al libro saldrían por su propia iniciativa.

Ardua se dirigió donde estaba el florero, observó que la bibliotecaria en ese momento no estaba , mejor un problema menos, lo cogió con disimulo y con paso firme fue derecha hacia la mesa, levantó el libro y lo puso en vertical, el florero al lado lo más cerca posible.

De repente surgió la magia, vió como salían las mariposas una a una, la belleza era espectacular, no podía creer lo que estaba viendo, cuando ya no quedaba ninguna, empezó a pensar como saldrian  los pequeños.

Entonces un unicornio de color azul bajó sus patas para que la niña subiera encima de él, y éste la impulsó con tal delicadeza que Janis junto con su mariposa blanca  logró traspasar esa barrera que solo puede ser magia e ilusión.

 El pequeño Eros, seguía allí en la jungla, con un silbido de voz se le oyó decir que su lugar era ser el guardián del bosque, el que cuida de un mundo mágico, para esos niños que creen en la magia, se despidió de Janis subido en el lomo de Elfo, diciéndole: No olvides  que soy tu amigo.

Los ojos de la niña se abrieron como ventanas al cielo, desde el otro  lado le dijo adiós con la mano, sus ojos se cierran poco a poco desvaneciéndose sobre la mesa.

¡Janis, Janis, despierta pequeña! ¿qué pasó, te quedaste dormida?

—¡Oh! no sé Laura, tuve un sueño precioso.

A ver cuéntame, veo en tus ojos chispas de ilusión y felicidad.

La pequeña abrió su boca y dejó salir un bostezo, miró a su alrededor y lo primero que hizo es  mirar su caja de zapatos, allí estaban sus gusanos de seda, comiendo su hoja de morera, todo lo demás permanecía intacto. El libro abierto en la página diecisiete con  un montón de mariposas de todos los colores, ella está sola con Laura, no hay señales del pequeño amigo que compartió con él su sueño y la aventura más emocionante de su corta vida.

De regreso a casa, cogida de la mano de Laura, al llegar a la altura de una librería de las más antiguas de la ciudad, en el escaparate vió  un libro tan gigante como el que ella había tenido en su mesa en la sala infantil de la biblioteca.

Laura¿ has visto ese libro del escaparate? Es igual que el de la biblioteca ¡ ven, vamos a verlo!

 Se pararon  ante la tienda y cuál fue su sorpresa, en la portada de éste, vio a Eros, tenía una sonrisa picarona y lo curioso que en su muñeca izquierda llevaba un lazo atado de color  rosa, el mismo que a ella le faltaba en una de sus coletas.


FIN 

 


48 comentarios:

  1. 👏👏👏👏 fantástico, eres una artista y cada día te superas más bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaa, muchas gracias Mary, sabes que te lo agradezco muy mucho, un besazo compañera parchichera muakkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  2. Hola preciosa, ¿cómo has estado? La verdad es que me ha encantado, amo los gusanos de seda y... ¡creo que deberías de haber ganado! jeje

    Te mando muchísimos abrazos fuertes,
    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noa, bien ahora , este verano no tanto, pero ya paso .. Gracias por estar, sé que estás muy ocupada y eso te lo agradezco mucho más, espero que todo te salga bien, tus proyectos y sobre todo esa familia que tienes tan linda . Un besazo con todo mi cariño.

      Eliminar
  3. qué bonito!! no te desanimes por no haber ganado, en esos concursos hay mucha competencia. dominas muy bien el lenguaje que hay que usar para los cuentos infantiles (y que también gustan a muchos adultos).
    en las bibliotecas pueden pasar todo tipo de cosas mágicas. al final janis se quedó con la duda de si lo vivido fue sueño o realidad...
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Chema, desanimarme nada , es una experiencia y en ella estaba el sí o el no, pero lo mejor de todo que esto anima a seguir escribiendo cuentos que hagan felices a los demás y a mi misma. Un besazo grande.

      Eliminar
  4. Hola Campirela, me ha gustado mucho, un hermoso mundo de ilusión y de sueños con toda la inocencia infantil, te felicito, gracias por compartirlo y permitirme soñar un poquito.
    Un abrazo y buen fin de semana. PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus felicitaciones, espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo escribiendo. la fantasía no solo es patrimonio de los peques también de los que ya tenemos alguna que otra cana ajja, Un besazo.

      Eliminar
    2. Sin dudas asi es, yo amo la fantasía y disfruto de ella, un abrazo Campirela.
      PATRICIA F.

      Eliminar
    3. Es un mundo donde nos evadimos y podemos formar nuestra propia burbuja . Muchas gracias por regresar. Un abrazo, feliz semana.

      Eliminar
  5. ¡Qué increíble historia, amiga Campirela! me ha tenido atenta de comienzo a fin, y por un instante me sentí como esa niña, envuelta por la ilusión y la fantasía. Yo amo a las mariposas, así que este cuento me cayó de perilla...me encantó. Gracias por compartir tan fantástica narración. Que tengas un buen domingo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, y a todos por vuestros comentarios , ellos son el alimento de que las historias se vayan forjando . Un besazo y feliz semana.

      Eliminar
  6. Hola Campi, me has llevado directamente a mi infancia. Maravilloso texto, cargado de recuerdos y nostalgias de una feliz etapa de mi vida.
    Durante años siempre tuve gusanos de seda ¡Qué tiempos aquellos!
    ¡Qué bonita es la niñez con su inocencia e ilusiones!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese era uno de mis cometidos , no solo que los pequeños disfrutaran de esa aventura , sino los padres y demás familiares recordarán sus años de niñez. Un besazo.

      Eliminar
  7. Menuda historia, un cuento maravilloso con el que todos volvemos a nuestra etapa infantil.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfred, volver a eso años es una maravilla.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Un cuento maravilloso, y con un mensaje lindisimo para los niños que lo lean. En la actualidad habrá muchos que ni siquiera conozcan este milagro de la vida ni hayan escuchado hablar de los gusanos de seda y ni de que hace un tiempo otros niños los guardan con mimo en las cajitas. Feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy los niños carecen algunos, no todos de esas cosas que antaño nos hicieron tan felices, es una manera de hacerse responsables poco a poco tener que cuidar de otro ser vivo te hace madurar como persona. Un fuerte abrazo .

      Eliminar
    2. Así es, seguro que por eso hay tanto inmaduro suelto. Mil besos

      Eliminar
    3. Amiga, las claves de esa inmadurez está en la educación que reciben de los mayores, ese es el tema... Muchas gracias por regresar, un abrazo más que es muy gratificante darlos como recibirlos.

      Eliminar
  9. Quando jovem tive centenas de bichos da seda, casulos, borboletas.
    .
    Um domingo feliz.
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, creo que todos los que ya tenemos una edad, ( preciosa por cierto ajjaj) hemos tenido esa caja de zapatos . Un abrazo.

      Eliminar
  10. ¡¡Qué bonito!!! me has llevado con este cuento a mi infancia... esa caja de zapatos con gusanos de seda, las hojas de morera, la biblioteca,.. un cuento maravilloso, Campi. Te felicito de corazón. Me ha encantado. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maite, me ha hecho mucha ilusión hacerlo y bueno creo que es un campo donde no solo se divierten los más pequeños , en particular disfruto mucho haciéndolos. Un besazo y muy feliz semana.

      Eliminar
  11. Extraordinario cuento que me ha transportado a los años de mi niñez cuando también tenía gusanos de seda en cajas de zapatos 😊😄 y también gratos momentos en la biblioteca del colegio y en la de la parroquia. Felices años, amiga.
    Un gran abrazo Campi y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo sinceramente que los cuentos están hechos para cuando llegamos a una edad nos recuerden nuestros años de niñez, donde todo era una aventura.
      Muchas gracias, te deseo un tarde noche tranquila y feliz.

      Eliminar
  12. excellent story for kids....
    remind me when I was kid.... thank you for sharing.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you, stories are always a source of joy for all children and adults. A hug.

      Eliminar
  13. Un cuento muy mágico, como por supuesto deben ser los cuentos, plenos de aventuras siempre. Y bien narrado.

    Besos dulces y dulce semana Campirela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dulce, los cuentos nos traen siempre recuerdos mágicos de esos años . Un besote grande.

      Eliminar
  14. Me encanta Campi, ganes o no ganes para mi siempre triunfas con tus relatos maravillosos!
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia Luna, no gane, pero es lo mismo me gusto participar, habia tambien un tope de palabras y tenia que ser un cuento para niños hasta nueve años, fue un experiencia y ahí queda. Lo mejor es lo bien que lo pase mientras pensaba que iba a escribir . Un besazo cielo.

      Eliminar
  15. Precioso! Te sumerge en un mundo maravilloso y mágico.
    Me ha encantado. Bravo 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Galilea, está hecho con mucho cariño . Un fuerte abrazo y muy feliz semana.

      Eliminar
  16. Para mí ya eres la ganadora.
    No hay mejor historia o cuento que guste tanto a niños como adultos y el tuyo lo hace con creces.
    Que nunca se apague en ti la luz de la fantasía. Besazos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias, pero tú no me vales en ese jurado ajjaja, me quieres mucho y hay que se imparcial ajjaj, sabes que tu ayuda siempre me viene bien y agradecida siempre estaré. Un besazo mi querida amiga. makkkkkkkkkkk

      Eliminar
  17. Pero bueno, bueno… ¡Es fantástica! Qué bonita historia… Por un momento me recordaste a “La historia interminable” de Michael Ende. Siempre te lo digo, pero te lo voy a repetir: tienes un don especial para crear relatos. Vas encadenando situaciones, y una sorpresa te lleva a otra. Hilas perfectamente la trama y seduces por su (tu) ternura…

    Me ha encantado, preciosa.
    ¡Un placer!

    Abrazos enormes, y muy feliz semana 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaa, esa si que es una buena historia y además nunca tiene un final. Gracias mi querida Ginebra, fue el cuento que presenté para un concurso era para niños no mayores de ocho años, y bueno no gane, pero ahi esta mi obra magna ajajaj . Un besazo de mil amores y gracias siempre muakkkkk.

      Eliminar
  18. Cuando te leo veo a una chiquilla. Algo de ti se inpregna en cada relato donde te das a conocer...De corazón limpio y en búsqueda nos pasamos la vida fabulando historias de no se qué...En esta historia me dejas ver un poquito de ti y como siempre, siempre me gustas.

    Un beso amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Buscador, es cierto que algo de nosotros hay en nuestros escrito y me halagan tus palabras.
      Aunque una cumpla años, no quiere dejar de ser esa niña que fui, y para ello que mejor que escribir cuentos, me ayudan a mantener ese espíritu infantil.
      Un abrazo y repito gracias por verme de ese modo, es un halago para mi.

      Eliminar
  19. jajaja, me costó poder comentarte desde mi cuenta google peeero lo conseguí;))) ¡Qué belleza de cuento! me encantan las niñas curiosas, los gusanos de seda y las metamorfosis, tuve tb de niña, durante muchos años, y ¡como no! me encantan las bibliotecas. Me encantan este cuento tuyo lleno de mariposas y magia.
    Un besazo preciosa, que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esther, le hice para un concurso de cuentos para niños menores de ocho años y bueno no gané, pero lo pase muy bien escribiendo . Un besazo y cuidate mucho.

      Eliminar
  20. Lo bueno no es ganar es participar y dejar tu huella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  21. Que bonito relato, amiga 🖤

    Un besote desde Plegarias en la Noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo. Un fuerte abrazo para vos linda.

      Eliminar
  22. Me pareció un relato enternecedor. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias J.P. me alegro que así lo hayas sentido. Beso para ti.

      Eliminar

Se ha guardado su comentario y podrá visualizarse una vez que el propietario del blog lo haya aprobado