lunes, 31 de octubre de 2016

Perdida




Había salido de casa a media tarde , estaba totalmente ofuscada por la pelea que tuve con mi padre , él no podía entender que amará al hijo de su enemigo pero esas cuitas no eran mi problema.
Camine sin rumbo fijo y en menos que canta un gallo la noche se echo encima , mis ojos ya no tenían mas lágrimas creo que desde que era pequeña no había llorado tanto en mi vida.
Cuando me quise dar cuenta , el rumbo lo había perdido y no sabía muy bien donde me hallaba, cogí el teléfono y vi que no tenía batería , bueno esto no me gusta ..sola perdida y sin posibilidad que telefonear .

Seguí caminando ,iba encogida pues el frío de la noche empezaba a sentirlo , de repente un aire brusco se levanto y su silbido me causo un terror enorme , fue cuando me percate  que me estaba invadiendo el miedo o tal vez el terror .

A lo lejos vi unas pequeñas luces , no sabría bien si era la luz de bombillas o velas alrededor de algún objeto , mi visión no era buena , hasta que me acerque y un grito salió de mi garganta que me hizo estremecer.

Mis ojos no daban crédito , una inmensa hoguera  con unas llamas gigantescas no fue lo que mas me llamo la atención ,sino las personas que había a su alrededor , sus vestimentas eran harapos , sus caras demacradas  y sus manos con largas uñas afiladas , al verme aparecer  quedaron estáticas , volteando la cabeza todas giraron hacía mi........ silencio , y un frío atroz fue lo último que sentí , aquellos seres se abalanzaron y quede entre sus garras ,  solo pude sentir sus dientes clavados en mí.

La noche se hizo sangre y la sangre hizo reguero y este llego hasta la puerta de mi casa donde mi padre lloraba la ausencia de su única hija .

Campirela_

16 comentarios:

  1. Muy efectivo el terror.
    Y sorprende el cambio de narrador. Que alguien cuente la historia no significa que sobrevivirá.
    Que bien contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario , así es la magia hace que antes de morir deje escrito lo ocurrido ajjajajajj .. muchas gracias un saludo.

      Eliminar
  2. Qué buen relato de terror mi querida Campirela, me ha encantado porque tus letras siempre están escritas con magia

    Un beso enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María por comentar , entrar y pq ser siempre tan agradable , amable y mucho mas , te agradezco no sabes cuanto el que tú me digas esto , pues gracias a ti he descubierto que hay infinidad de gente que como tú tiene unos blogs preciosos y todos con mucho talento , yo solo soy una aficionada vuelvo a repetir , tenerte a ti y a otros comentando mi blog es un verdadero lujo que no se como agradecer .. Muchas gracias un fuerte abrazo amiga muakissssssssss.

      Eliminar
  3. Una historia terrible con un sangriento final y lo peor de todo es que el padre y la hija no tuvieron la oportunidad de reconciliarse.
    Muchas gracias por participar!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Una muy buena definición , por eso dicen que nunca tenemos que dejar pasar el día sin reconciliarnos con nuestros seres queridos , nunca se sabe que puede pasar ..muchas gracias Charo por dejarme participar en esta linda idea un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Campirela, me encantó tu relato, tiene un final triste, pero creo que deja una enseñanza. No hay que ir en contra de nuestros seres amados, no hay que tomar decisiones con enojo, porque todo puede cambiar en un segundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Sindel por tan buena definición del comentario , muchas veces mas de las que quizás quisiéramos tomamos una decisión en el momento equivocado y luego ya no hay marcha atrás , reitero gracias por entrar, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Las malas decisiones nos llevan a meternos en ocasiones en problemas de los cuales no podemos salir, parece a veces que nos volvemos ciegos y sordos, sin darnos cuenta que quizá estamos perdiendo momentos importantes y valiosos.

    Excelente relato Campirela_ feliz martes!! Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que tendríamos que hacer mas caso y escuchar más ,pero el ímpetu de la juventud hace que a veces las decisiones no salgan como pensamos .Infinitas gracias por comentar y dejar tus palabras en este rincón , sabes que tú tb eres muy importante , ya que si alguien que entiende y sabe de escritos esa es Usted, este no lo digo por decir , sino por respeto al trabajo que realizas con tanta honestidad y comprensión en tus reseñas ...muchas gracias Thelma por molestarte en pasar y comentar un fuerte abrazo y un gran muakkkkkkk

      Eliminar
  8. Campirella, un gran relato que bien nos pudiera abrir camino a reflexiones múltiples. La primera, que no se pueden poner puertas al amor. Por otro lado que la vida es efímera y todo nos puede cambiar en un segundo, y no siempre para bien, como nos has mostrado en tu aportación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Alicia , me gusta no sabes cuanto el comentario que has hecho, cierto es que al amor hay que dejarle que fluya pq todo lo contrario es dar pies a malas decisiones y por otro que la vida es corta y así es, en un segundo todo puede cambiar es cierto que eso todos lo pensamos , pero a la hora de la verdad lo realizamos poco , algo que tendría que cambiar.Muchas gracias de corazón por tu bonito y reflexivo tb comentario un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Estupendo, Campirela. Me gusta de tu cuento esa perversidad de hacer pagar a los padres lo mal que nos lo hacen pasar a veces.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José por comentar, hay que reconocer que los padres tb a veces se equivocan... pero hay que hacerles caso al final siempre son los que nos cuidan... saludos y gracias .

      Eliminar
  10. Y es que cuando huimos de lo terrible podemos encontrarnos con lo horrible....muy buen relato, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches guapa , es cierto que a veces encontramos lo que buscamos inconscientemente un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar