Hadas

Hadas
Gracias Ginebra

jueves, 7 de enero de 2016

Cuento de Navidad

                             


  Un día más, Ana abrió el tragaluz del desván, para orearlo y secar la humedad. Cuando lo hubo hecho y mientras bajaba las escaleras, llamo a su marido Roberto, que tomaba el último bocado del desayuno.
―Roberto, vamos que llegamos tarde al trabajo.
―Cojo las llaves y salgo, espérame en el coche. Grito su marido.
          Ana salió, segundos después Roberto salía cerrando la puerta de casa, ambos subieron al automóvil partiendo hacia su trabajo.
  La casa había quedado en silencio, tan solo un tenue silbido del viento bajo la puerta del desván, hacia romper aquel silencio tan sepulcral.
  A media mañana, empezaron a caer los primeros copos de nieve del invierno. Algunos de ellos entraron por el tragaluz cayendo dentro de una caja, que Ana guardaba en una estantería con los adornos de navidad
  Un cristal níveo cayó sobre Clin, una de las bolas más dicharacheras de todos los adornos navideños.
  Clin al sentir el frio, dio un gran bostezo y se despertó. Al ver que estaba nevando empezó a gritar.
― ¡Despertar, despertar!
­ ¿Quién grita de ese modo? Soy yo Clin abrir vuestros ojos comienza la gran fiesta de Navidad pero esta vez con nieve será.
Pasados unos segundos todos los adornos fueron espabilando y cada uno con grandes bostezos y estiramientos saltaron de la caja.
_En un rincón del desván, allí estaba elegante,  firme como un palo, el árbol de Navidad, este tosió una vez y viendo que nadie le escuchaba volvió a repetir la acción, con su voz ronca y potente les hablo…
_Oíd por favor este año debemos sorprender a los dueños de nuestro hogar, como todos sabéis ellos nos cuidan y miman de manera especial, no solo en estas fechas, sino durante el resto del año, nos envuelven en bonitos papeles, llenos de colores para así poder lucir bonito,  nunca les hemos hecho ningún regalo, creo que sería una buena idea darles una sorpresa.
_Bien!!! Exclamaron  todos al mismo tiempo, Dona la campanita que solían  colocarla al lado de Clin dijo con su vocecita ¿pero cuál será el regalo?
          Pensemos, que les haría ilusión, tal vez un viaje, dijo Mul la bola aventurera, quizás un coche exclamo Ter, la linda guirnalda, no tal vez sea mejor algo para que puedan cuidar los dos, dijo con su cansada voz, la Estrella, la gran diva del árbol de Navidad.
_Al oír las sabias palabras que la Estrella pronunció, los demás adornos juntos hicieron un corro y dejaron que la Estrella les contará el plan que tenía en mente para que esa Navidad fuera diferente.
          Había transcurrido el día y la jornada laboral llegaba a su fin , Ana recogió su mesa y se dispuso a salir , para afrontar el resto del día como a ella más le apetecía llegar a su hogar y disfrutar de la compañía de Roberto, hacía más de cinco años que llevaban casados, estas fechas navideñas la envolvían en una nostalgia y a la vez  alegría pues tenía ganas  de  desempolvar su árbol de Navidad , aquella tarea de poner los  adornos la transportaba a su niñez cuando en casa de la abuela toda la familia colaboraba en la decoración navideña.
_Mientras en el hogar de Ana y Roberto se estaba confabulando una verdadera batalla de bolas, guirnaldas, campanitas y demás adornos Navideños, todos querían colaborar en la tarea de adornarse a sí mismos y cuando llegasen los dueños de la casa darles la gran sorpresa.
El árbol era el más veterano de los adornos, este se  puso a danzar  a ver dónde lucia mejor si al lado de la chimenea o al fondo  de la escalera... ¿dónde vas le dijo Clin? , con tanto moverte no puedo colgarme , el árbol le contesto mira que eres protestón , porque no pones música , ohh muy buena idea , vamos a ver que tienen puesto en el tocadiscos, seguro que conociendo a Ana será algo movidito y eso nos dará energía para terminar nuestro trabajo .
        _Roberto como cada día esperaba a su mujer a la salida del trabajo, hoy era un día complicado, Navidad estaba muy cerca y no habían comprado ningún presente para la familia, ellos siempre lo dejaban  para el final, ocupaban su tiempo en estar juntos y soñar, si algo tenían en común era la imaginación, jamás se aburrían y el tiempo así transcurría día tras día, pero alguna vez tenían que bajar los pies a la tierra y hoy tocaba.
_Ana, subió al coche y con carita de cansada, le dijo  a Roberto:
_ ¿Qué te parece si nos vamos a casa derechos?  Hoy no me encuentro muy bien...
_Roberto preocupado le dijo:
Como tú quieras cielo, no me gusta verte cansada y llevas unas semanas que siempre me dices lo mismo, no crees que sea hora de ir al médico.
_Ana no contesto, solo se recostó en su hombro y dijo, no te enfades la semana próxima te prometo que iré.
Está bien te tomo la palabra, pero y los regalos, mañana es Noche Buena y no tenemos nada. Ana se incorporó y cogiéndole la mano le dijo, lo más importante es que nos tenemos los dos, sabes que no me importa tu regalo, solo quiero en estos días, tener la paz de nuestro hogar y aunque solos estemos, siempre nos rodean la familia, amigos y conocidos  no hace falta nada más, la Navidad Roberto es la que tú,  a mí me das.
_La fiesta en casa estaba en su punto más álgido , pues todos los adornos , Clin , Dona , Mul  y los demás habían formado un verdadero guateque al más estilo años 60 la música no paraba de sonar y al ritmo de ella no solo bailaban sino que subían bajan se colgaban de mil maneras diferentes  para ver cuál de los adornos  lucia más bello en el  árbol , pero en un segundo todo se quedó en silencio… , un golpe en la puerta les hizo reaccionar, quien sería , Clin la bola más atrevida dio un ligero salto y por la mirilla  observo y no vio nada, al instante sonó otra vez , pero esta vez no fue el timbre , sino como un golpe y un ligero sonido .
_Alarmados, aquellos divertidos adornos que se lo estaban pasando en grande, se quedaron como congelados sin hacer el más mínimo ruido, Clin abrió la puerta, la sorpresa fue tan grande que un grito de alegría salió de su boquita para decir” Papa Noel ha venido “.
La Estrella, echo un paso hacia la puerta para ver que significaba, aquello, “cáspita” pero que es esta cosa tan bella. Ya os lo dije ha sido papa Noel, me dio tiempo a verle cuando se alejaba entre la nieve, miro hacia atrás y con su mano me saludo y sonrió.
¡Que es, que es! gritaron todos los adornos al mismo tiempo, tranquilos alzo la estrella la voz, arrastrémoslo hacia el salón y miremos que hay dentro.
_Una vez en el salón comenzaron a quitar el envoltorio, cual no fue la sorpresa cuando de aquella caja salió el cachorro más lindo nunca visto, blanco y peludo, pequeñito y tierno, dulce y amoroso , su primer sonido fue un pequeño ladrido, que más bien era un suspiro,, con su rabito a todos saludo y su mirada solo se reflejaba amor, Dona la campanita fue la que primera le hablo, hola cachorrito  bienvenido al hogar  te trajeron al mejor sitio que pudieras estar, el cachorrito los miraba a cada uno, cuando se atrevió hablar dijo muchas gracias amigos, yo solo quiero dar felicidad .
         Juntos todos los adornos le dieron la bienvenida, la estrella como gran anfitriona propuso  ponerle un nombre,  barajaron varios pero entre todos creyeron  que Bollito era el que le correspondía, sabían que este regalo de papa Noel no era casualidad, era el destino quien lo mandaba  para hacer felices aquellos que vivían en aquel dulce hogar.
_Camino de casa Roberto y Ana solo se detuvieron en un hogar de niños que eran asiduos a visitar, pues ellos llevaban tiempo queriendo adoptar, les encantaban los niños,  con ellos pasaban muchas tardes de sábados , jugando  les contaban historias y sobre todo repartían cariño que era devuelto en ración doble por esas caritas de amor.

_Una vez puesto el nombre al cachorrito, miraron la hora y sobresaltados dijeron, al unísono,” zafarrancho de combate “hay que darse prisa todo debe quedar listo, puesto en el árbol para cuando lleguen nos vean que este año hemos hecho los deberes y sus caras serán un poema  pues pensaran que están soñando “aunque en ellos esto siempre ocurre” pero esta vez será un sueño real.
_Al entrar en casa, Roberto y Ana no daban crédito a lo que veían, el salón estaba en perfecta armonía  con la Navidad, su árbol destellaba más que nunca una belleza personal, los adornos parecían hablarles las guirnaldas se movían al son del villancico que sonaba en ese instante, la estrella brillaba y en sus destellos formaba palabras que decían:
“Gracias Roberto y Ana por compartir con nosotros vuestra alegría”
_La pareja se miraron, de sus ojos las lágrimas más dulces derramaron , sabían que eran amados  pero que sus adornos los amaran, esos seres inanimados  que pasan de largo y solo unos días al año se les hace caso para ellos fue lo más bello que jamás hicieron por ambos , cogidos de la mano se dirigieron a su árbol, a cada uno de los adornos fueron besando estos con sus diminutos labios les decían os queremos , habéis sido no solo en estos días, sino el resto del año nuestros amigos siempre habéis estado pendientes si teníamos calor o frio, nos guardáis  con mimo, nos visitáis de cuando en cuando os observamos y hasta un poquito de vosotros estamos enamorados ,ahí  fue donde Clin soltó una lágrima que Ana cogió entre sus dedos, la puso en sus labios para saborear el amor de ese ser inanimado.

          La Navidad estaba llegando a su fin, todo había transcurrido como de costumbre,  tranquilidad y felicidad , hoy Ana estaba radiante  su cara resplandecía algo distinta, era noche de reyes , como hacía cinco años al llegar las doce , juntos abrían los regalos , Roberto le dio el suyo , con su beso correspondiente, ella esta vez no corrió abrirlo , sino que lo dejo a un lado y en silencio se acercó con un sobre en la mano , apago las luces del salón,  solo alumbraba su majestuoso árbol más brillante que el sol en un día de verano .
_Roberto toma, este es tú  regalo es el que llevo esperando darte mucho tiempo él dijo, no me asustes no serán más multas, por dios Ana, te he dicho mil veces que no aparques en zona azul, que lo lleves a un parking… suppppppp calla, y ábrelo…
_Alberto sin demorar abrió el sobre cuando leyó  no supo que decir no encontraba las palabras, fue Ana que cogiendo sus manos lo miro y dijo, si amor, por fin esta vez confirmado vamos a ser papas.
_Como por arte de magia todo el árbol se puso a temblar a  cantar todo era felicidad en ese estallido de alegría se oyó un ladrido, gua, gua, gua … que es eso dijeron los dos,  fue Clin  esa bola atrevida la que desde su sitio más estratégico del árbol dijo …          Este es nuestro regalo  para los dos , se llama Bollito y desde hoy será un nuevo miembro de esta familia .
_Los dos cogieron a ese cachorrito nunca más lo soltaron era el día más feliz de sus vidas todo lo que deseaban lo tenían en su hogar  amor, amistad y complicidad.
MORALEJA:
Los cuentos de Navidad son proyecciones de nuestro subconsciente  que muchos quisiéramos realizar y como la Navidad es magia porque no puede llegar a ser realidad.  

Campirela_
PD: Gracias por este regalo sin ti no hubiera sido posible hacer este cuento .   






8 comentarios:

  1. Que delicadeza, y cuanto de verdad hay en tu cuento campirela, la magia que destella solo puede ser comparable con una persona sensible , gracias por hacer con tus letras un momento de amor y sentimientos nobles, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tu comentario , un saludo

      Eliminar
  2. bueno campi !precioso! escrito con mucho cariño y de verdad que debes tomarte en serio escribir porque se te da muy muy bien, un besazoooooo y ! ehorabuena! te has superado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains mary como se nota que me quieres , muchas gracias amiga , ya sabes que me gusta juntar letras , pero escribir es otra cosa y yo me conformo con hacer de vez algún texto más o menos aceptable muakissssssssssss y mil gracias x leerlo.

      Eliminar
  3. Muy muy muy bonito el cuento,me a gustado mucho aunque viniendo de ti estaba seguro que me gustaria,tienes mucha imaginacion jeje,sigue por que se te da muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sergio , y en serio te o digo pq se que tú no eres asiduo a este tipo de relatos e historias y ya el leerlo me has demostrado que los amigos están para todo y tú eres un gran amigo y sabes que siempre te lo digo un beso y un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Precioso cuento
    Yo soy de las que creen en la magia y que esta todo lo puede.
    Me has hecho retroceder a los años en que la fantasía y el amor todo lo podía. A mi niñez.
    Gracias porque de vez en cuando es bueno volver a ser niño.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cat el que a ti te guste es un honor para mí , y por supuesto que la magia existe , que sería la vida sin ella .. solo hay que cerrar los ojos y dejarse llevar por los recuerdos de la niñez y las fantasías de la madurez besos mi amiga.

      Eliminar